Padres que fueron separados de sus hijos y deportados, regresan a los EEUU

Grupo de personas indocumentados que fueron separadas y expatriadas, retornan a Estados Unidos

Las 29 familias que entraron por ilegalmente por la frontera con México fueron detenidos y posteriormente alejados de sus hijos, cumpliendo con la política migratoria de “tolerancia cero” ordenada por el Gobierno de Trump.

El grupo de personas indocumentados que entraron el pasado año de manera ilegal a la frontera y que fueron separados de sus hijos, regresaron a Estados Unidos para requerir de nuevo asilo a ese País.

Si te encuentras pasando por un momento tenso debido a tu situación migratoria, en nuestro sitio podrás encontrar la ayuda que necesitas para afrontar tal proceso.

La organización “Las familias permanecen juntas”, comentaron en su cuenta Twitter que el Departamento de Aduanas y Control Fronterizo (CBP), “están aceptando que los padres que separados de sus niños, soliciten asilo. Este es un gran indicio a una fuerte batalla, pero se requiere conservar la presión sobre ellos”.

Tanto las detenciones como los exilios se realizaron en diferentes tiempos. Algunos padres cuando ingresaban declararon que tenían casi un año sin sus hijos y que las veces que hablaban con ellos lo hacían mediante las redes sociales o por teléfono.

La tolerancia cero

La cantidad de familias que huyeron de sus países el pasado año provienen de Salvador, Guatemala y Honduras, lo hicieron escapando de la violencia y la pobreza por lo que decidieron llegar a los Estados Unidos buscando asilo.

Pero luego de haber entrado al país y entregarse a la Patrulla Fronteriza, fueron detenidos y separados por las autoridades por no haberlo hecho por el puerto de entrada autorizado. De acuerdo a lo que establecía la “política de tolerancia de cero”, impuesta por el Gobierno de Trump.

La medida ordenada en el Gobierno de Trump consiste en presentar cargos criminales por ingreso ilegal a personas indocumentados con o sin el acompañamiento de menores.

Una vez realizada la detención, el fiscal general para aquel entonces, Jeff Sessions intentó condenar criminalmente a un grupo de indocumentados que cruzaron ilegalmente la frontera. Fue en ese momento, que los padres y madres indocumentados fueron separados de sus hijos.

Enviando a las personas adultas a las cortes de justicia y los pequeños trasladados a los albergues del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS). Iniciándose de esta manera el proceso de deportación.

Opiniones judiciales

El pasado 26 de junio, luego de una demanda impuesta por la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU), Dana Sabraw, Juez federal estableció que las autoridades estadounidenses no pueden alejar a las familias que atraviesan la frontera ilegalmente y ordenó al Gobierno que trabaje para volverlas a unir.

En ese mismo sentido, Sabraw impuso un requerimiento donde todos los niños indocumentados y menores de cinco años que fueron separados de sus padres, sean devueltos a sus padres en un período de 14 días.

Y aquellos pequeños mayores de cinco años, sean reunificados con sus familiares en menos de 30 días.

Los abogados del gobierno, anunciaron que durante la vigencia de la normativa fueron separadas 2.654 familias. Y que, al finalizar ese plazo, admitieron que más de 430 grupos de padres y madres había expatriados y 350 se encontraban bajo la protección de las autoridades federales.

Decisión en el Congreso

El comité Judicial de la Cámara de Representantes se reúne para establecer el tema de la administración del gobierno de Trump para saber por qué continúa separando forzosamente a niños indocumentados en la frontera.

Luego que el pasado 26 de junio la Juez Sabraw ordenó que no continuara con esta práctica y pidió reunificar a las 2.654 familias perjudicadas.

Durante la audiencia, el asistente Ted Deutch señaló que, en estadísticas recibida por Axios, expreso que el Departamento de Salud y Servicios Humanos denunció que entre los años 2014 y 2018 se realizaron más de 4.500 quejas por supuestamente abuso sexual a menores indocumentados no acompañados y que fueron arrestados en la frontera, después de escapar de sus países a causa de la violencia y pobreza.

Por su parte Axios, reseño en su página de Twitter que “la mayoría de los jóvenes indocumentados no acompañados fueron abusados sexualmente mientras se encontraban detenidos en Estados Unidos durante los últimos cuatro años”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *