Solicitantes de asilo en EE.UU deben esperar en México durante el trámite

El gobierno de Donald Trump empezará a remitir a ciertos solicitantes de refugio en la frontera sur de regreso a México el pasado viernes viernes. Esta información fue remitida según fuentes del Departamento de Seguridad Nacional.

A pesar de que los cruces de forma ilegal a USA desde México están históricamente a niveles bajos, en los últimos años ha habido un aumento en las solicitudes de asilo. En específico para aquellas familias centroamericanas.

A partir de ese entonces, todas aquellas personas que arriben al puerto de entrada de San Ysidro adoptarán una notificación para poder presentarse ante el tribunal de los Estados Unidos. En ese proceso se les pedirá permanecer en México hasta que tengan previsto presentarse ante el tribunal.

No obstante, aparte de las asistencias ante el tribunal estadounidense, bajo la nueva política, toda persona que llegue sin la documentación pedida y adecuada deberá permanecer en México mientras duren los procedimientos de inmigración.

Es muy probable que todos los centroamericanos se desalienten a la hora de pedir asilo en la nación, pues tendrán que aguardar en Tijuana. Esta es una ciudad con abundantes ofertas de empleo, pero los salarios están lejos de ser como los que hay en EEUU.

Nueva política estadounidense

Esta nueva política que los funcionarios de los estados unidos han implementado es en específico para todos los inmigrantes ubicados en territorio estadounidense, fue así como lo declaró un funcionario del Departamento de Seguridad Nacional.

Solo aquellos que tengan un “temor fundado” de quedarse en México, como menores no custodiados y algunas poblaciones  vulnerables no se verán obligados a regresar a México, al contrario, se les consentirá ingresar a Estados Unidos para agilizar su proceso de inmigración.

El mes pasado en diciembre, Kirstjen Nielsen el secretario de Seguridad Nacional, informó que el gobierno de Estados Unidos había acordado con México para que aquellas personas que se integren ilegalmente a su nación o también que ingresen sin el protocolo legal adecuado y pidiendo asilo, serán devueltas a México esperando allí la duración de sus procedimientos de inmigración de Estados Unidos.

Esta ley aplica para todos los inmigrantes de América Central

Por otra parte, el funcionario del Departamento de Seguridad Nacional nombró a esta nueva política una “perspectiva ordenada para dominar el flujo de migración intensiva no controlada en la frontera sur”.

También aclaró que esta implementación empezará con un número mínimo de personas pero con el tiempo crecerá cada vez más. Cabe destacar que algunos casos específicos serán bloqueados por la corte.

Incluyendo aquellos que prohíba ofrecer asilo a las comunidades que cruzan la frontera de manera ilegal desde México. Esto es, para descartar la futuras posibles violencias, tanto doméstica como la de las pandillas.

Una fuente legal del gobierno atestiguó que las autoridades han comenzado con una cantidad mínima de inmigrantes. Se espera que este número sea un poco menos de una docena, esto mientras el proceso formal se implementa.

Quienes serán responsables de trasladar a los solicitantes de recepto desde y hacia un puerto de entrada de Estados Unidos será la ICE, para sus presentaciones ante el tribunal. Aunque tampoco se tienen expectativas de que las primeras audiencias sucedan de manera inmediata.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *