¿Sabías que las bacterias saltan del inodoro al bajar la cadena?

Si tienes esa costumbre de ir al inodoro y bajar la cadena con la tapa arriba luego de hacer tus necesidades fisiológicas déjame decirte que estas exponiendo tu salud. Ten mucho cuidado la próxima vez, es de suma importancia que informes esto a tu familia.

Nuestro baño es un lugar especial, allí además de asearnos nos relajamos, meditamos y tenemos un lugar a solas con nosotros mismos. Así que no sigas permitiendo que las bacterias se esparcen por todo tu hogar.

Las bacterias se esparcen en el primer descuido

Según estudios, estos microbios llamados “bacterias intestinales” que salen de nuestro cuerpo pueden saltar del inodoro y esparcirse por todo el lugar hasta un metro y medio cuando se deja la tapa levantada.

Podemos apreciar que la función del retrete es hacer una especie de remolino para arrastrar todo el residuo descargado. En ese instante las bacterias “Escherichia coli, el Norovirus, la Salmonella” o las “Campylobacter” pueden chocar contra las paredes del baño, el techo, el espejo o a cualquier objeto presente incluyendo nuestro cepillo de dientes. Es por ello que no es nada recomendado dejar el cepillo dental al aire libre.

Estos gérmenes pueden ocasionar grandes enfermedades, de allí viene la sugerencia de cuidarnos mejor nuestra salud. De esta manera, cuando bajemos la cadena y se produzca el remolino la contaminación se reducirá en gran manera.

Ahora que sabes esto quizás en casa o cuando visites un baño público y te topes con un inodoro sin tapa te preguntarás ¿qué hacer cuando un baño no tenga tapa? La respuesta NO es dejar de ir al baño, nuestras necesidades son importantes hacerlas cuando lo requiramos para evitar infecciones de orina, por ejemplo.

Cuando una taza no tenga tapa lo ideal es hacer nuestras necesidades y salir del baño, una vez afuera debemos lavar bien nuestras manos con agua o jabón. También se puede usar como opción un gel antibacterial.

Esto muchas veces lo hemos escuchado, lo importante de asearnos las manos es porque miles de personas luego de esta acción tienen contacto con los objetos de un baño como la perilla de la puerta. Esto sucede más que todo en los baños de los centros comerciales.

Esta norma de higiene puede sonar muy básica, pero al obviarla podemos tener grandes consecuencias como enfermedades estomacales.

Limpia tu inodoro para tener una mejor salud

Si no confías o no tienes los recursos para pagar productos de limpieza, esos que aparecen en los comerciales ¡no te preocupes! Tu baño puede quedar igual de limpio con productos caseros.

Bicarbonato de sodio: Esparce un poco de este mágico polvo por toda la taza interna, deja que haga su trabajo por unos cinco minutos y luego con el cepillo del baño restriégalo bien.

Vinagre: En un envase de spray puedes combinar agua y vinagre, trata que tanto el agua como el vinagre sean de la misma cantidad. Salpica el inodoro con esta solución en la parte externa y límpiala con una toalla. Verás en poco tiempo como tu salud íntima mejorará.

Leave a Reply