CONSEJOS UTILES

A veces, las hojas de los libros y de los cuadernos se manchan con grasa. Ponga la hoja manchada entre dos hojas de papel secante y pásele una plancha caliente. Verá que la mancha desaparece.

Para blanquear los dientes, cepíllelos una vez por semana con un poquito de bicarbonato de soda con dos gotas de limón ácido.

Si los frijoles se le agrian un poco, póngalos a hervir con un cuarto de cucharadita de bicarbonato de soda. Lo descompuesto subirá y entonces se puede sacar con una cuchara. Se les agrega agua y se ponen a hervir de nuevo.

Cuando se van a pelar plátanos, guineos, chayotes, patastes o güisquiles o papaya verde, es bueno ponerse un poco de manteca en las manos, para que la leche que sueltan no se pegue.

Para que las remolachas y los elotes queden más sabrosos, póngale un poquito de azúcar al agua en que los cocina.

Para que el pelo blanco o muy canoso quede con un brillo bonito, se enjuaga con un poco de agua a la que se le agrega unas pocas gotas de bactericida o violeta de genciana, apenas para que el agua quede un poco azulada. Esto se hace después de lavarse el pelo.

Para limpiar los espejos use un trapo suave, que no deje pelusa, mojado en alcohol. Si las moscas han ensuciado el espejo, frote las manchas con un trapo mojado en vinagre con agua.

Si un tornillo se afloja o se cae porque el agujero se hace muy grande, rellene el agujero con masilla y coloque de nuevo el tornillo. Al secarse la masilla, el tornillo quedará bien firme. La masilla se puede conseguir en las ferreterías.

Para quitarle el mal olor al mondongo o panza, antes de cocinarlo póngalo a remojar durante una hora en agua con el jugo de dos limones ácidos.

Es preferible pelar la lengua antes de cocinarla. Así el agua en que se cocina se puede aprovechar para hacer la salsa, con lo que queda más gustosa. Para pelarla se pone una olla al fuego con bastante agua. Cuando hierve, se quita del fuego, se echa la lengua y se deja ahí de 10 a 15 minutos. Luego se saca y con un cuchillo se limpia hasta quitarle completamente el pellejo.

A algunas personas, el vinagre les da muy buen resultado para quitar la caspa. Después de lavarse el pelo, se echa un chorrito de vinagre en una palanganita de agua y con eso se hace el último enjuague.

Para quitar el olor que tienen los pollos, se restriegan con limón o naranja agria. Se dejan así unos cinco minutos y luego se lavan con agua para cocinarlos.

Cuando se hace guacamole, por lo general después de un rato el aguacate se pone negro. Para evitar esto, se deja una semilla de aguacate dentro del guacamole hasta el momento de servirlo.

No bote las hojas de la remolacha, pues contienen mucho más cantidad de vitaminas y minerales que la propia remolacha. Sancóchelas en. agua sólo un ratito. Píquelas bien y las mezcla con un huevo batido; Fríalas en manteca o acite y tendrá unas sabrosas tortas.

Leave a Reply