REMDIOS CASEROS

Generalmente el bicarbonato de soda se usa para aliviar las agruras y otros malestares parecidos. Pero el bicarbonato también tiene otros usos.
Cuando se sufre de picazón causada por una alergia, o cuando hay salpullido, se pueden usar compresas de agua de bicarbonato. En una palangana pequeña se pone agua hervida y se deja enfriar. Luego se le echa una cucharada grande de bicarbonato y se revuelve bien. Se mojan en esa agua unos pedazos de tela limpia o unos pedazos de algodón y se aplican en donde hay picazón. Esto se repite hasta sentir alivio.

Además, el bicarbonato sirve para limpiar la piel de pequeñas manchas, principalmente en las manos y los brazos. Se prepara agua con suficiente bicarbonato. Se moja un pedazo de tela o de paño, y se frota todos los días donde hay manchas. Poco a poco las manchitas se van aclarando y la piel se limpia.

El bicarbonato también es una buena protección contra las caries o picaduras de los dientes y las muelas. Los restos de alimentos que quedan en la boca se descomponen allí, causando acidez. Esto favorece las caries o picaduras. Para controlar la acidez en la boca se puede poner un poquito de bicarbonato sobre la pasta de dientes. O bien se puede usar el bicarbonato solo.

Para suavizar la piel de los pies y ayudar a eliminar los callos, da muy buen resultado la vaselina boricada. Se puede poner en la mañana, quitando lo que sobra con un pedazo de papel higiénico. También se puede poner al acostarse.

Para bajar la fiebre en los niños hay muchos remedios. Pero hay uno muy sencillo que muchas veces da buen resultado. Se les ponen paños de agua fría en las pantorrillas, o sea la parte de la pierna entre la rodilla y el tobillo.

La hoja tierna de mango, hervida con la fruta de cas, ayuda a calmar la tos. En dos tazas de agua se hierven durante 15 minutos, unas 5 ó 6 hojas de mango con el cas bien partido. Se cuela y se endulza con miel de abeja. Se puede tomar unas dos veces al día. El cas se conoce también con los nombres de guayaba agria, guayaba del monte o arrayán.

Hojas de Fresa

Con hojas de fresa se hace un agua medicinal que ayuda a limpiar los riñones. Se ponen a hervir unas 10 hojas de fresa en unas 8 tazas de agua. Luego se deja enfriar y se guarda en una botella limpia. Esta cantidad sirve para dos días. Se toma una taza, 3 ó 4 veces al día. Se puede endulzar con azúcar o con miel de abeja.

Las personas que han sufrido una quebradura y les ponen yeso, muchas veces sufren por la irritación causada por el calor. No es conveniente rascarse con varillas, palitos o cosas parecidas, pues esto puede producir una infección. Si no se tiene una herida infectada, se puede poner talco, echándolo entre el yeso y la piel. Esto alivia la irritación.

Las gárgaras de ruda dan buen resultado contra la ronquera. Se pone a hervir una ramita de ruda en una taza de agua. Luego se deja enfriar y se hacen las gárgaras

 

Fuente: Libro Almanaque Escuela para Todos