¿Sabes cuándo aceptar una propuesta de trabajo? ¡Checa estos consejos!

Factores que debes considerar de una oferta de trabajo antes de tomar una decisión ¡Descúbrelo aquí!

¿Enviaste tu resumen curricular a varias empresas y de repente recibiste una llamada para una entrevista? ¿Pero realmente sabes cuándo aceptar una propuesta de trabajo?

Antes de aceptarla o rechazarla, debes estudiar las metas que te hayas propuestos y planes a futuro. Es por ello, que en este artículo que hemos investigado te revelaremos cuándo aceptar una propuesta de trabajo.

¡Pon atención!

Cualquier  trabajo que aceptes de tiempo completo representará una parte significativa de tus ingresos, aunque también es un gran factor en tu calidad de vida, no solo debes pensar en cuánto percibirás mensualmente sino también el tiempo libre que vayas a tener y lo que estés planificando como carrera profesional.

Acá te enseñaremos algunos factores que debes tomar en cuenta antes de aceptar un empleo.

Las funciones que ejercerás dentro de la empresa

Lo primero que debes tener presente es comparar las funciones que te ofrecen en la empresa con la experiencia que plasmas en tu hoja de vida.

Compara con otras ofertas parecidas en las que se realizan funciones similares para ver si la oferta de trabajo se adecua al mercado laboral y se ajusta a tu perfil o no.

Salario

Piensa bien si será suficiente lo que te ofrecen con tus gastos fijos del día a día. Además, asegúrate que te quede algo de dinero para ahorrar o al menos para vivir sin preocupaciones.

Ventajas de la empresa

Todas las ofertas tienen sus beneficios que regularmente omitimos pero que a la final son importantes en las cuentas definitivas.

Por ejemplo, que tipo de prestaciones o que otro beneficio puede ofrecer tu empleador, como seguro médico, permisos para faltar, días de vacaciones etc. Son elementos que pueden compensar un pago menos competitivo o bien mejorar tu calidad de vida.

Ambiente laboral

Trabajar en un ambiente donde exista una relación armoniosa realmente es beneficio tanto para la empresa como para el trabajador.

Es bueno que preguntaras si puedes conocer a las personas a tus compañeros de trabajo, de esta manera percibirás que tan agradable resultará trabajar en ese lugar.

Además, trata de comprobar las condiciones y el equipo, sobre todo si las funciones se ajustan y están en buenas condiciones.

Vida familiar

Es muy importante que antes de aceptar un empleo, considere si los horarios que se han planteado se adaptan a tu entorno familiar. Así como las horas extras y la forma de compensación.

No olvides que el tener hijos requiere de mucha dedicación personal por lo que es normal que quieras estar con ellos un poco cada día.

Si tú único obstáculo para aceptar el empleo es el horario ¡Negócialo! Generalmente la empresa es flexible con los tiempos y si cuentan con más trabajadores puede ser posible hacer algún tipo de ajuste.

Lugar de trabajo

Otro punto importante que debes considerar es la ubicación de la empresa. Analiza si existe la disponibilidad para viajar a nivel local nacional o internacional.

Verifica si existen escuelas cerca donde puedas inscribir a tus hijos para estudiar. Trasladarte al trabajo en vehículo tiene su costo y más aún si la empresa queda distancia de tu hogar.