¿Comer rápido hace que engorde rápido?

¡Descubre aquí! Cómo influye la rapidez con la que comemos en el peso

¿Comer rápido hace que engorde rápido? Es un mito que ha estado en presente por siempre en nuestras vidas.

En este artículo que hemos investigado para ti, revelaremos algunas dudas que te ayudarán aclarar esta temática tan importante para nuestra salud.

Se ha comprobado que la rapidez con la que comemos pudiera estar relacionada con el aumento de peso.

Sin embargo, muchas personas creen que reducir la cantidad de calorías empezaran a bajar de peso, dado que solamente se enfocan en el “que” comer y no en el “cómo” hay que comer.

Algunas causas

Existe una posible causa y es que el comer lento permite conseguir una mayor sensación de hambre.

Además, el comer lento incrementa la cantidad de agua que se toma y la expansión del estómago afectando el proceso biológico que determina cuanto alimento consume una persona.

Comer apresuradamente reprime el correcto funcionamiento del mecanismo biológico, regulando la colecistoquinina, que es aquella hormona que informa al cerebro cuando estamos llenos.

Cómo afecta en tu salud

Se inflama tu vientre

Esto sucede cuando no masticas correctamente los alimentos. Y al llegar a tu estómago, los trozos grandes no se digieren bien produciendo distensión abdominal, gases y pesadez.

En cambio, si trituras bien los alimentos, las bacterias intestinales que los descomponen en el colon pudieran hacer mejor su trabajo. Además, recuerda que, al masticar rápidamente, tragas más aire de lo normal lo cual afectaría tu salud.

Procesas mala digestión

Este proceso es muy importante dado que si una función empieza en la boca. Si no trituras correctamente los alimentos. Sin duda alguna, el estómago se afectará ocasionando jugos gástricos para digerir la comida.

No logras sentirte satisfecho

Nuestro cerebro segrega unas hormonas que indican cuando ya nos encontramos llenos. Sin embargo, desde que te sientas en la mesa hasta se libera la primera señal de “parar”, transcurren unos 20 minutos.

Es por ello que, por el bien de nuestra salud no debes comer de prisa dado que si comes muy rápido no le darás oportunidad a tu estómago de “indicarle” a tu cerebro que se está saciando, de hecho, no te enviará la orden de pararte.

Peligro de síndrome metabólico

Las personas que lo padecen tienen mayor riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares y renales, así como diabetes tipo 2 y problemas de circulación en las piernas.

Empeoran tus defensas

Según investigaciones realizadas han señalado que la trituración provoca un tipo de célula inmune conocida como Th17. La cual se encarga de aumentar la producción contra infecciones bacterianas y por hongos en la boca.

No diferencias los sabores

Otro detalle que debes tomar en cuenta es que la saliva te permite percibir las partículas apetitosas de los alimentos activen las papilas gustativas. De manera que, entre más tritures la comida, más partículas se liberan.

Recuerda que unos buenos hábitos alimenticios son precisos para conservar un apropiado nivel de salud. No solo el tipo de comida juega un papel decisivo, sino también para nuestras vidas cotidianas como la rapidez a la que comemos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *