CONSEJOS UTILES

Para quitar las manchas de los zapatos, es bueno frotarlos con una cebolla.

Para clavar clavos sin que se le desprendan pedacitos de la pared de cemento o concreto, ponga un poquito de cinta adhesiva en el lugar que va a poner el clavo, y después ponga el clavo.

Para darle brillo a un objeto de cuero muy usado, frótelo con la cáscara de un limón y después pásele un trapo seco.

Si no tiene talco para u niño para usted, puede usar un poco de maicena. Es también buena para las irritación de la piel.

Si sobran pedacitos de jabón métalos en un frasco con tapa y écheles agua. A la tapa ábrale un huequito y así le quedará una agua jabonosa para lavarse las manos.

Si sus taza’s tienen manchas de café, póngalas en remojo con un poquito de agua de cloro, durante una media hora. Después enjuague bien con agua.

Si las gavetas de un cajón no se deslizan bien, frótelas con una candela de sebo.

Si tiene que usar mucho las tijeras para cortar tela, papel u otras cosas, enróllele una tira alrededor de la parte donde se recogen las-tijeras. Así no le maltratarán las manos.

Si se ha endurecido el betún para zapatos, caliente un poquito la cajita y revuelva el betún con un palito hasta que se derrita. Cuando esté así derretido, échele un poquito de aguarrás. Una cucharadita es suficiente. Si le pone demasiado betún quedará sin brillo.

Si su ropa se le mancha por el sudor, frote la mancha con alcohol. Después lave con agua y jabón.

Para evitar que las cucarachas se metan en los cajones donde se guarda ropa, eche unas dos bolitas de naftalina. Pero cuide que no la recojan los niños porque es veneno.

Cuando una llave no entra en la cerradura o en un candado, o al darle vuelta se siente dura, píntela con un lápiz suave. El grafito, o sea el polvito que suelta el lápiz, es mucho mejor que el-aceite.

Fuente: Libro Almanaque Escuela para Todos